amaZeta.com

amaZeta.com, temas sorprendentemente rales

Historia

Algunas de las leyes más curiosas e insólitas que aparecen en este célebre código legal, grabado en piedra hace más de 3750 años

El Código de Hammurabi, más allá del ojo por ojo

Alrededor del año 1755 antes de nuestra era, el rey Hammurabi de Babilonia hizo grabar en piedra el que es uno de los primeros textos legales de la Historia. Un código legal creado para perdurar en el tiempo, más allá de la muerte de su propio autor quien, pese a haber conquistado todo un imperio a lo largo de su largo reinado, prefirió pasar a la posteridad como "el Legislador".

Lo último en Historia

La decisión de Aníbal

Entre los años 218 y 201 antes de nuestra Era tuvo lugar la conocida como Segunda Guerra Púnica, que enfrentó a las dos potencias hegemónicas de la época en el Mediterráneo Occidental, Roma y...

El otro viaje de Cristóbal Colón

Cristóbal Colón es sin duda el explorador más famoso de la Historia, tanto que su nombre es sinónimo de descubridor. Pero su célebre epopeya de 1492 no fue el primer viaje que le llevó más...

Era el año 1792 AEC cuando Hammurabi sucedió en el trono a su padre Sim-mubalit, heredando un modesto reino que apenas abarcaba cincuenta kilómetros de radio a lo largo del cauce del río Eúfrates. Tras su largo reinado de 42 años el sexto rey de Babilonia, a la postre el más célebre de todos, dejó un imperio que abarcaba prácticamente toda Mesopotamia, extendiéndose a lo largo del Tigris y el Eúfrates desde las orillas del Golfo Pérsico hasta las ciudades de Nínive, Harran y Emar. El de Hammurabi fue un reinado de continuas conquistas, pero también de desarrollo, acometiéndose importantes construcciones y obras de ingeniería civil, especialmente en el ámbito de las canalizaciones y los sistemas de regadío. Aunque pudo pasar a la historia bajo títulos tan prestigiosos como el de "Conquistador" o "Constructor", parece que decidió ser conocido a la postre como "Hammurabi el Legislador" o, como él mismo se encargó de señalar, "Rey de Justicia". Y si esta no era su intención, debió haber tenido en cuenta el enorme poder de la palabra escrita, capaz de eclipsar con el tiempo al más temible de los ejércitos. 

 
El Código de Hammurabi
• VIGNERON - CC BY 3.0  

Parte superior de la estela de diorita negra en la que está grabado el célebre Código de Hammurabi, aproximadamente del 1755 AEC. Grabado en escritura cuneiforme acadia, el texto legal recoge 282 leyes de la más diversa índole, además de un texto a modo de prólogo y otro de epílogo. Como se aprecia en la imagen, está coronado por un relieve que representa al rey de Babilonia junto al dios Shamash

Alrededor del año 1755 AEC, Hammurabi ordenó grabar en piedra su Código Legal, uno de los primeros intentos por establecer un derecho de carácter general que rigiese sobre todos sus súbditos, ya por aquellos entonces de muy diversas culturas. El simbolismo de este hecho es trascendental: unas leyes talladas en piedra, que han sido dictadas al monarca por el mismísimo dios Solar y de la Justicia, Shamash, están destinadas a ser inviolables hasta por el más poderoso de los súbditos,  incluso por el propio monarca. Y también ordena a la casta sacerdotal, hasta aquel entonces la encargada de dictar justicia.

El conocido como primer gran Código Legal de la historia se compone de un total de 282 leyes, tanto de carácter civil como penal, además de un prólogo y un epílogo. La estela de diorita negra pulida sobre la que fue grabado mide 2,25 metros de altura y 1,9 metros de circunferencia en su base. En la parte superior está coronada por un bajorelieve donde se puede ver al rey junto a Shamash, que aparece sentado con la vara y el círculo, en actitud de dictar el Código a Hammurabi, quien eleva su brazo derecho hasta la boca, en actitud de respeto. Los caracteres cuneiformes acadios en los que está escrito el Código de Hammurabi están dispuestos en 3600 líneas organizadas en 52 columnas, escritas de izquierda a derecha y de arriba abajo. Pero esta estela original, actualmente expuesta en el parisino Museo del Louvre, no es la única que recoge este Código Legal. Hammurabi ordenó grabar múltiples copias, con el fin de exponerlas en cada ciudad de su ya vasto imperio: Como declara Hammurabi en su epílogo, "que el individuo que sufre una ofensa e inicia un proceso acuda ante mi estatua de rey de justicia, que lea mi estela inscrita, que escuche mis muy preciadas palabras y que mi estela le revele la solución de su proceso, de manera que vea la sentencia que le concierne y se calme".

La influencia del Código de Hammurabi se puede apreciar claramente en civilizaciones posteriores, la reciprocidad de la justicia (la conocida como "Ley del Talión") aparece reflejada en la ley mosaica o Torá hebrea, incluso en la ley de las XII Tablas que es germen del primer cuerpo legal de Roma. Pero las 282 leyes recogidas en el texto babilónico original van mucho más allá del bíblico "ojo por ojo, diente por diente". El Código de Hammurabi recoge muy diversos suspuestos que establecen múltiples casuísticas, de la más diversa índole. A continuación reproducimos algunas de ellas que, vistas a nuestros ojos, se revelan como "sorprendentes". Aunque debemos tener en cuenta el contexto histórico en el que fueron creadas, un intento por acabar con las arbitrariedades y la inseguridad jurídicas de unos śubditos que, como veremos a continuación, ni mucho menos eran todos iguales ante la ley. 

Algunas de las leyes más... curiosas

No levantarás falso testimonio, por lo que te conviene

(1) Si un señor acusa a [otro] señor y presenta contra él denuncia de homicidio, pero no la puede probar, su acusador será castigado con la muerte. (3) Si un señor aparece en un proceso para [presentar] un falso testimonio y no puede probar la palabra que ha dicho, si el proceso es un proceso capital tal señor será castigado con la muerte. (4) Si se presenta para testimoniar [en falso, en un proceso] de grano o plata, sufrirá en su totalidad la pena de este proceso.

¿Te gusta la brujería? Practica natación

(2) Si un señor imputa a [otro] señor prácticas de brujería, pero no las puede probar, el acusado de brujería irá al río [y] deberá arrojarse al río. Si el río [logra] arrastrarlo, su acusador le arrebatará su hacienda. [Pero] si este señor ha sido purificado por el río saliendo [de él] sano y salvo, el que le imputó de maniobras de brujería será castigado con la muerte [y] el que se arrojó al río arrebatará la hacienda de su acusador.

Cuidado con quién cierras un trato  

(7) Si, de la mano del hijo de un señor o del esclavo de un particular, un señor ha adquirido o recibido en custodia plata u oro, un esclavo o una esclava, un buey o una oveja o un asno, o cualquier cosa que sea, sin testigos ni contrato, tal señor es un ladrón: (en esos casos) será castigado con la muerte.

¿Oficina de objetos perdidos? mejor pasa de largo

(11) Si el propietario de la cosa perdida no presenta testigos que testimonien sobre el objeto perdido, es un estafador, [y puesto que] dio curso a una denuncia falsa será castigado con la muerte.

No apto para butroneros

(21) Si un señor abre brecha en una casa, delante de la brecha se le matará y se le colgará.

Bombero, profesión de riesgo

(25) Si se declara un incendio [fortuito] en la casa de un señor y [si] un señor que acudió a apagarlo pone los ojos sobre algún bien del dueño de la casa y se apropia de algún bien del dueño de la casa, ese señor será lanzado al fuego.

¿Ojo por ojo? Eso depende

(196) Si un señor dañó al ojo de un miembro de la aristocracia, deberán dañarle a él su ojo. (198) Si hizo daño el ojo de un plebeyo, o si fracturó algún hueso de un plebeyo, entonces deberá pagar una mina de plata. (199) Si dañó el ojo del esclavo de un señor, o si fracturó el hueso del esclavo de un señor, deberá pagar la mitad del valor del esclavo.

¿Mujer? ¿Mujer y esclava? 

(209) Si un señor le pega a la hija de otro señor provocando que aborte, deberá pagar diez shekels de plata por su feto. (210) Si esa mujer muere, el ofensor tendrá que sacrificar a su hija. (211) Si provocó que la hija de un plebeyo abortara a causa de un golpe que le haya dado, deberá pagar cinco shekels de plata. (212) Si esa mujer muriera, deberá pagar la mitad de una mina de plata. (213) Si golpeara a una esclava de un señor y por ese motivo abortara, deberá pagar dos shekels de plata. (214) Si esa mujer muriera, deberá pagar una tercera parte de una mina de plata.

Seguro médico, que no seguridad para el médico

(215) Si un médico ha llevado a cabo una operación de importancia en un señor con una lanceta de bronce y ha curado a ese señor o ha abierto la cuenca  del  ojo de un señor con la lanceta de bronce y ha curado el ojo de ese señor, recibirá diez siclos de plata. (216) Si es un hijo de un subalterno, recibirá cinco siclos de plata. (217) Si es un esclavo de un señor, el propietario del esclavo dará dos siclos de plata al médico. (218) Si un médico ha llevado a cabo una operación de importancia en un señor con una lanceta de bronce y ha causado la muerte de ese señor o ha abierto la cuenca del ojo de un señor con la lanceta de bronce y  ha destruido el ojo de ese señor, se le amputará la mano. (219) Si un médico ha llevado a cabo una operación de importancia en el esclavo de un subalterno con una lanceta y le ha causado la muerte, entregará esclavo por esclavo. (220) Si ha abierto la cuenca de su ojo con una lanceta de bronce y ha destruido su ojo pesará plata por la mitad de su precio. (221) Si un médico ha compuesto el hueso de un señor o le ha curado un músculo enfermo, el paciente dará al médico cinco siclos de plata. (222) Si es a un hijo de subalterno le dará tres siclos de plata. (223) Si es a un esclavo de un particular el propietario del esclavo dará al médico dos siclos de plata

Constructor, profesión de riesgo

(229) Si un albañil ha edificado una casa para un señor, pero no ha dado solidez a la obra y la casa que construyó se ha desplomado y ha causado la muerte del propietario de la casa, ese albañil recibirá la muerte. (230) Si muere un hijo del dueño de la casa, que ejecuten a un hijo de ese albañil. (231) Si muere un esclavo del dueño de la casa, le darán al dueño de la casa esclavo por esclavo. (232) Si destruye bienes de la propiedad, que restituya todo lo destruido y, por no haber consolidado bien la casa que hizo y haberse derrumbado, que a su costa rehaga la casa derrumbada. (233) Si un albañil hace una casa a un hombre y  no hace su trabajo según el proyecto y una pared se comba, ese albañil consolidará bien esa pared con su dinero.

Cosas que pasan

 (250) Si un buey, al ir por una calle, da un cornada a un hombre y lo mata, no ha lugar una reclamación judicial



Escribe tu comentario